Razones para abrir una tienda online

 

¿Por qué debo lanzarme a vender a través de una tienda online?

1. Presencia online.

Hoy en día internet manda. Los usuarios buscan productos en la red continuamente, y un alto porcentaje de compras se realiza ya desde dispositivos online. Si no lo ha hecho ya, su tienda online se merece estar presente en el mundo digital.

Además, está comprobado que las marcas con presencia en internet son más valoradas por el cliente, que recibe mayor información y servicios que en una tienda tradicional

 

2. Menos gastos.

Piense en ahorrarse el alquiler del local, el recibo del agua y de la luz, los seguros de su tienda física, etc.

Su tienda online simplificará el documento de gastos de su empresa, limitándolo básicamente a un hosting y dominio que no le supondrá mucho dinero al mes.

 

3. Rentabilidad.

El impacto económico de su negocio en la tienda online supera ampliamente a la tienda física si de rentabilidad hablamos.

La reducción de gastos (local, suministros, etc.) son un buen punto de partida para que su negocio consiga sanear cuentas.

  

4. Vender a cualquier sitio.

En su tienda física recibe clientes del barrio, del municipio y, con suerte, de alguna ciudad de los alrededores.

Piense ahora en los lugares de venta a los que podrá acceder con su tienda online. Sirva sus productos a cualquier punto de su provincia, de su comunidad, a todo el país, e incluso haga ventas internacionales.

¿Se da cuenta que gracias a su tienda online puede abrir cualquier mercado que antes ni se imaginaba? Un buen sistema de transporte, un buen plan de marketing y, quizás, algunas traducciones de su tienda online le permitirán vender a cualquier parte del mundo sin esfuerzo.

  

5.  Abierto 24 horas.

Como si de un restaurante de comida rápida se tratase, vendiendo a través de una tienda online conseguirá que su negocio este abierto y atendido las 24 horas del día.

De esta forma permitirá que cualquier cliente pueda acceder a sus productos a cualquier hora, sin importar horarios, sin límites. ¿Se imagina hacerlo con su tienda física? No, ¿verdad?. Con su tienda online es posible.

 

6. Stock más pequeño.

Si elige bien sus proveedores, no necesitará un gran volumen de stock, con el consiguiente gasto previo a la venta que esto supone.

Maneje menores cantidades y no se obligue a tenerlas antes de que el cliente pague.

  

7. Rapidez de compra.

En su tienda online la venta solo le supondrá esfuerzo una vez realizada. Admítalo, pierde mucho tiempo en asesorar clientes y mostrar sus productos sin conseguir que se los lleven después.

Todo esto lo hace su tienda online por usted, y usted solo tendrá que estar pendiente de recibir el pago y de realizar el envío. Ahorro de tiempo y de dinero.

 

8. Conocer a su clientela.

Gracias a las herramientas de analítica web y a las estadísticas que la tienda online le proporcionarán, conocerá a sus clientes de forma rápida y concreta, pudiendo así enfocar sus campañas de marketing a sectores más definidos y centrarse en el posible cliente que puede proporcionarle mayores compras y beneficios.

 

9. Conexión con redes sociales.

Actualmente las redes sociales se están convirtiendo un potente camino de ventas para los negocios.

Una vez tenga su tienda online podrá integrarla en Facebook y vender los productos a todos sus seguidores. Además, podrá ayudarse de campañas de anuncios para aumentar el posible público que haga incrementar la popularidad de su tienda online y crezcan así sus ingresos.

  

10. Su competencia ya lo hace.

A día de hoy, la mayoría de los negocios están optando por compaginar sus ventas físicas con sus ventas en tienda online.

Si aún es de los que no lo hace ,va tarde... Su competencia se ha adelantado y se aprovecha de que usted no haya abierto aún este mercado.

Pero no se preocupe porque aún está a tiempo. De el paso y, con ayuda de profesionales en la materia, no le costará mucho tiempo poder acercarse a los que hoy le han ganado unos metros en las ventas por internet.